El drama de una menor de 12 años que fue violada y sus captores llevarán proceso en libertad en Vilcas Huamán

Con apenas 12 años de edad una menor ha vivido una verdadera pesadilla, tras ser víctima de violación el pasado 27 de mayo, pese a las evidencias y haber sido sorprendidos en flagrancia sus captores continuarán el juicio en libertad.

La víctima fue violentada el 29 de mayo en la comunidad de Añaycancha, provincia de Vilcas Huamán, cuando regresaba a la casa de su tía, familiar con el que vivía después de que su madre falleciera cuando ella tenía 4 años y su padre la dejara para rehacer su vida con otra familia.

En el trayecto, la menor habría sido interceptada por Cleymer Máximo Ayala Prado (19 años) y su primo Cesario Ayala Cisneros (25 años). Según las declaraciones de la agraviada Cesario le sujetó los brazos con una bufanda y la dejó con Cleymer hasta que le tocara su turno. Los gritos de la niña fueron casi silenciados por la mano de uno de sus agresores. Cleymer entonces perpetró la violación. Cuando Cesario también iba a violar a la niña, al igual que su primo, escucharon los pasos de un poblador que se acercaba con su linterna. Cleymer y Cesario huyeron del lugar, dejando a la niña amarrada y semidesnuda.

No obstante, la odisea de la víctima no terminaría ahí, al contrario, recién empezaba. Según la Oficina Defensorial de Ayacucho, no se habrían cumplido varias diligencias en este caso, empezando porque el centro de salud nunca le entregó el kit de emergencia a la agraviada, con la finalidad de evitar embarazos no deseados o adquirir una enfermedad. “Toda víctima de abuso tiene derecho a pedir este kit y el centro de salud está obligada a dárselo, en este caso no se cumplió, es por ello que la víctima salió embarazada y posteriormente sufrió un aborto porque su frágil cuerpo no lo resistió”, dijo David Pacheco-Villar,

EL PROCESO. Una vez efectuada la denuncia se dictó nueve meses de prisión preventiva para Cleymer Ayala, mientras que su primo solo recibió comparecencia restrictiva, mientras duren las diligencias.  Pero, este proceso no quedó ahí, ya que la defensa de los acusados interpuso una apelación y valiéndose de las declaraciones estigmatizadas del teniente gobernador en ese entonces, Jhon Keny Gamonal, lograron que el juez Efraín Ayala, a cargo del juzgado de investigación preparatoria de Vilcas Huamán, declare fundado la cesación de prisión preventiva.

“El teniendo gobernador declaró que le constaba que la adolescente de 12 años parecía de 15 años, declaró que eran enamorados con el presunto agresor, que en esta comunidad todos los adolescentes hacen su vida familiar y tienen hijos a temprana edad, declaró que la adolescente trabajaba en la chacra y como tal todos pensábamos que tenía más de 15 años, argumentos personales, es por ello que solicitamos a la prefecta regional que tome acciones inmediatas, el subprefecto de Vilcas Huamán cesó en el cargo al teniente gobernador”, informó sobre este particular el representante de la Defensoría.

Se sumó a esto que el Ministerio Público presentó la apelación a destiempo. Estos errores favorecieron a los acusados logrando que lleven el proceso en libertad y abriendo la posibilidad de fuga, ya que el delito de violación sexual a menores de 14 años se sanciona hasta con la cadena perpetua.

Actualmente, la menor se encuentra a cargo del Estado, considerando que la tía con la que vivía decidió entregarla en custodia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *