Trabajador municipal que falleció en pozo de oxidación en La Mar no contaba con indumentaria adecuada ni contrato

Denunciaron que Rony Núñez Carranza (34), quien murió el pasado 22 de mayo tras ahogarse en el pozo de oxidación de San Miguel-La Mar, no contaba con la indumentaria requerida para ese trabajo y esa habría sido la causa de su muerte.

Según informó su esposa, Janet Dípaz, solo usaba su ropa de diario para asistir a su trabajo desde los primeros días de abril, fecha en la que fue contratado por la municipalidad de La Mar, nunca le dieron ningún tipo de indumentaria especial para estas labores.

Asimismo, agregó que no habría sido la primera vez que se habría caído, hubo una primera oportunidad y no se tomaron las precauciones necesarias. “Su amigo Alejandro me dijo que anteriormente se había caído, que informaron de ello a su jefe inmediato, pero no tomaron ninguna medida”.

El día en que rescataron del pozo el cuerpo de Rony Núñez el alcalde provincial, Wilder Manyavilca, estuvo ahí y le prometió a la esposa que iría a su casa al día siguiente, sin embargo, llegado el momento solo mandó a su gerente municipal para que entregue a la familia un ataúd, una carpa y unas cuántas sillas.

“Pido que la municipalidad me brinde una indemnización, mi esposo era el único sustento de mi familia, de mis dos hijas (2 y 9 años) y ahora ya no está. Yo no puedo trabajar porque estoy mal de la cadera, nosotros solo vinimos a visitar a mi papá y por la cuarentena nos quedamos varados, la necesidad hizo que mi esposo buscara trabajo y murió”, dijo la afligida esposa.

Por si fuera poco, ahora la municipalidad provincial le dijo a Janet que nunca firmaron un contrato con su esposo y él estaba contrato solo como obrero. “Eso no es cierto, mi esposo me dijo que había firmado contrato por tres meses, por eso estaba feliz, pero ahora me salen con esto, no sé qué quieren esconder o qué quieren hacer”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *